Amor por la camiseta

México es uno de los países más aficionados del fútbol y para sus fanáticos es más que un simple deporte ya que los 18 equipos que cada año juegan en la liguilla de la primera división se desviven por los colores de su playera y dejan todo en la cancha por el deporte y sus aficionados. Esto hace que cada juego importe y se emocionen en cada uno de los segundos del partido, convirtiéndose poco a poco en una tradición y forma de vida por amor a la camiseta.

Las camisetas deportivas que utilizan los equipos más importantes de este deporte como lo son el Real Madrid y el Club Barcelona, generan más del 80% de la demanda de sus artículos cada año, y es que la camiseta de cada equipo cambia constantemente y esto genera querer comprarla para sus admiradores y estar al corriente con la nueva moda de la marca.

También es de suma importancia el nombre del jugador en la parte de atrás de la camiseta con el número en un tamaño predominante en el centro de la playera, y es que los jugadores del momento o los favoritos de la temporada son los que generan la mayor demanda de los productos. Por ejemplo, el año pasado en la entrada de Ronaldo Cristiano a la Juventus generó millones de dólares en la compra de camisetas con su nombre, esto es por la fidelidad que tienen los seguidores con su jugador favorito y la exposición que quieren tener con la camiseta.

Otro punto que da valor son las marcas que patrocinan al equipo y que generalmente van impresas o estampadas sobre la camiseta y aunque últimamente las camisetas traen menos logotipos de las marcas que los patrocinan, ya que, al traer menos, las camisetas se ven más simples y por ende más elegantes y pulcras, el logotipo impreso es importantísimo para una camiseta de fútbol. 

Por último, las camisetas deportivas demuestran que eres parte del equipo, aunque seas un aficionado más. Esto quiere decir que, aunque nunca hayas ido a un partido en vivo o no hayas conocido a tu jugador favorito en persona, el estar cada partido sintonizando la televisión, echándole porras y emocionándote con cada jugada agarrando tu camiseta, te hace ser una parte del equipo, de echo el más importante, el jugador número 12.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *